La Fiscalía General abrió una investigación para determinar si se pueden establecer los cargos de delitos penales por el derrame petrolero ocurrido en el campo Jusepín, en el estado Monagas. El caso quedó en manos de los funcionarios de ese organismo, Bárbara Di Blascio y Oswaldo Perero. Éste último tiene competencia en Monagas.

La decisión se tomó luego de que el presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, Hiram Gaviria, acudiera a esa instancia con el fin de presentar un escrito en el cual se señala la presunción de responsabilidades por parte de autoridades de Petróleos de Venezuela, tanto por la falta de mantenimiento de las tuberías de ese campo como en la atención de la contingencia.

Este accidente ambiental empezó a tener repercusiones internacionales. La prensa extranjera especializada en temas económicos, políticos y energéticos ha recogido información sobre lo que ocurre en el estado oriental.

La revista británica The Economist en su más reciente edición se refiere al vertido de crudo. Reseña que alcanzó una distancia de 25 metros antes de que llegara a las aguas del río Guarapiche.

“Pocos detalles se encuentran disponibles sobre la causa del derrame, el tamaño o el daño que ha causado”, señala la publicación inglesa. Advierte que se ha solicitado una declaración oficial por parte de las autoridades de la empresa petrolera, pero “los voceros de Pdvsa no contestan el teléfono ni devuelve las llamadas”.

The Economist también ha hecho consultas a las autoridades de la región afectada, pero se niegan a hacer una declaración pública. “Un representante de la Gobernación de Monagas dice que nadie puede hacer comentarios”, señala.

Una semana después. Pdvsa emitió un comunicado el 5 de febrero en el afirmó que “la contingencia en Jusepín no representa riesgos para la comunidad”. A partir de ese momento, la estatal declinó hacer nuevas declaraciones y sólo fue ayer cuando difundió otra nota referida básicamente a las tareas que asumió en la distribución de agua.

“Pdvsa trabaja incansablemente en las labores de saneamiento para solventar y normalizar a la brevedad posible las condiciones del río Guarapiche”, se asegura en el comunicado. Además, se informó que en una semana ha distribuido 12,3 millones de litros del líquido en botellones y camiones cisternas.

“El personal de la industria petrolera se encuentra organizado y desplegado en las poblaciones de Jusepín, La Candelaria, El Corozo, San Vicente, La Cruz, Boquerón y el centro de Maturín, distribuyendo el vital líquido para abastecer a sus habitantes”, agrega la empresa.

Pdvsa no informó sobre los avances en la contención del derrame y en la limpieza de la cuenca fluvial que se vio perjudicada por este accidente.

Andrés Rojas Jiménez